Gandules guisados con quinoa

Proteínas, vitaminas y un sabor increible y reconfortante.

Más fácil: imposible

 

Ingredientes para cuatro personas:

 

 

Una lata de gandules verdes (400 gr)

Una taza (100gr aprox.) de quinoa tricolor ( en esta receta se usó tricolor, pero vale cualquiera)

Media cebolla mediana.

Medio puerro.

Un calabacín pequeño o medio grande.

Dos zanahorias medianas.

Un pimiento verde pequeño

Cinco o seis tomates cherry (o un tomate “pera” mediano)

Tres patatas medianas.

Una cucharada de postre de pasta de cilantro.

Una cucharadita de café de ají.

Una cucharada sopera de vinagre.

Aove, sal y pimienta al gusto.

Opcional: una pastilla de caldo de verduras.

Preparación:

 

 

Esta receta la hice en crockpot u olla lenta, si la vas a hacer así, simplemente es lavar y cortar en cuadraditos todos los vegetales, y lavar y escurrir bien tanto la quinoa como los gandules.

Viene a ser lo que en la jerga “crockpotera” se llama un “topadentro”. Cuando tengas todos los ingredientes en la cubeta, simplemente es poner 6 horas y media en ALTA. Es resultado es maravilloso, no os lo vais a creer.

Si lo hacéis a la manera convencional, sería igual, solo cambiando por una olla bien honda (ya que la quinoa casi triplica el tamaño) y añadiendo agua hasta cubrir los ingredientes.

Cuando las verduras estén blanditas, ya estaría. Serían unos 30/40 minutos a fuego lento aproximadamente.

Tips:

 

 

Recomiendo rematar la receta con cilantro fresco picado y pimentón de la vera, para decorar el plato una vez servido, además le dará un toque delicioso.

El guandúfrijol de palofrijol chícharopalo de gandules o quinchoncho es una leguminosa. Se cultiva hace por lo menos 3 mil años. Además, es una semilla muy saludable de ingerir y muy reconocida en los países latinoamericanos como Colombia, Venezuela, Costa Rica, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, República Dominicana, entre otros.

Es muy parecido al guisante,  es como un chícharo o alubia y pertenece a la familia de la fabaceae.

El gandul tiene entre un 18 a un 25% de proteínas y un elevado contenido de lisina y metionina, potasio, magnesio,  calcio, hierro y fósforo. Contiene también numerosos oligoelementos y es una buena fuente de vitaminas solubles como la tiamina, la riboflavina, la niacina y la colina. Cuando se consume verde, el gandul tiene 5 veces más vitaminas C y A que la arvejaPisum sativum.

Y además, está riquísimo.

Un tesoro por descubrir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *