Croquetas de espinacas a la catalana

Sabrosas y nutritivas,

y sin gluten!

 

Ingredientes para cuatro personas:

 

 

350gr de harina de trigo sarraceno

200gr. de espinacas (yo usé congeladas)

Un puñado de piñones y otro de pasas (al gusto)

Un litro de leche vegetal (yo usé de soja)

Dos cucharadas soperas de margarina vegetal.

Media cebolla.

Un diente de ajo.

Para el “empanado”: 50gr. de harina de garbanzos. (aprox.)

Sal y pimienta y nuez moscada al gusto.

 

 

Preparación:

 

 

 

En una cazuela grande, sofreir el diente de ajo y la media cebolla cortada lo más pequeño que puedas.

Cuando estén dorados, añadir las espinacas, los piñones y las pasas, y rehogar hasta que el agua des las espinacas haya evaporado.

Incorporar el litro de la bebida vegetal de soja y dejar hervir. Cuando dé el primer hervor, añadir poco a poco la harina de trigo sarraceno.

Salpimentar y añadir una pizca de nuez moscada.

Remover bien con unas varillas para que no queden grumos. La masa estará en su punto cuando se despegue de las paredes de la cazuela.

Dejar enfriar la masa en una fuente plana.

Una vez bien fría, empezaremos a “rebozar” las croquetas con la harina de garbanzos.

Lo único que hay que hacer es mezclar la harina con un poco de agua hasta que quede pastoso, (no demasiado, la textura de una papilla) y freír en aceite de oliva.

No olvidéis dejarlas reposar en papel absorbente!

 

 

Tips

 

 

Si no os gusta el sabor del trigo sarraceno, probad a hacerlas con harina de arroz, salen igual de ricas pero con un sabor más neutro.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *