Albóndigas de búlgur en salsa de almendras

El plato estrella de una comida familiar, con gran poder saciante.

Ingredientes

(para cuatro personas)

 

PARA LAS ALBÓNDIGAS:

30ml de aceite oliva. (el fondo de una sartén  u olla)

150Gr. de búlgur remojado durante un par de horas, hasta que doble el tamaño.  (Ojo: echar a remojar en un recipiente grande!)

Media cebolla pequeña.

Un diente de ajo.

Un pimiento pequeño. (tipo italiano)

Perejil, mejor fresco, si no, seco, no pasa nada.

Dos cucharadas soperas rasas de harina de maíz.

Sal y pimienta.

Media cucharadita de pimentón dulce ahumado.

PARA LA SALSA

40ml de aceite de oliva

200gr de almendras crudas.

100 gr. de pan del día anterior.

Una cebolla.

Dos dientes de ajo.

1 vaso de vino blanco. (250ml)

2 vasos de agua. (500ml)

Una hoja de laurel.

Sal y pimienta.

 

Preparación

 

 

LAS ALBÓNDIGAS.

Lo primero es remojar el búlgur, como hemos dicho , lo ideal es un par de horas hasta que doble su tamaño. Recordad esto a la hora de escoger el recipiente.

Una vez remojado, escurrir bien.

Mientras escurre, preparar una sartén honda con el aceite, y hacer un sofrito con la cebolla finamente picada en cubitos pequeños. Tened en cuenta que serán los trozos que nos encontremos en la albóndiga.

Una vez que esté blandita, incorporar el ajo y el perejil, todo muy bien picado en trozos muy pequeños. Finalmente, cuando esté todo dorado, incorporar el pimentón, dar un par de vueltas y enseguida incorporar el búlgur. Salpimentar. Atención: el pimentón se quema enseguida y sabrá mal si os pasáis de cocción, es algo muy rápido.

Una vez rehogado todo, echar la harina de maíz y mezclar bien.  Dejar enfriar.

Una vez bien fría la masa, hacer las albóndigas del tamaño que se desee, y ayudarse con harina o pan rallado si es necesario para que no se peguen a las manos.

Finalmente, freír las albóndigas en aceite vegetal, y dejar escurriendo en papel absorbente.

LA SALSA

Cortar el pan en daditos.

En un sartén grande u olla, sofreír la cebolla y el pimiento, una vez blanditos, echar el ajo y el laurel, una vez pochados, incorporar el pan y sofreír. No importa que el pan no quede del todo crujiente. Finalmente, las almendras, rehogar hasta que estén tostadas.

Una vez veas que está todo bien dorado, (tiene que estarlo para que el sabor sea el óptimo), echar el vaso de vino blanco.

Salpimentar y una vez evaporado el alcohol, echar el  agua. Tapar y mantener a fuego lento 10min. Retirar el laurel.

Batir todo con batidora o robot hasta que se forme una salsa fina. Rectificar la sal si es necesario.

Volver a echar la salsa a una olla e incorporar las albóndigas, dejar a fuego lento hasta el primer hervor.

Servir.

Tip

 

 

El búlgur es trigo, y tiene un gran poder saciante, si a esto le añadimos la salsa, tendremos un plato completo sin necesidad de añadir nada más, pero si se desea, se puede acompañar de unas patatas fritas caseras.

¡Están buenísimas mojadas en la salsa!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *